viernes, 17 de marzo de 2017

Receta: Sopa fría de Tomate

¡Hola amores!
Hoy os traigo una receta rápida, sana y fresquita para estos días de primavera y el verano que ya se acerca...

¿Cocináis conmigo?


Bueno, como podéis leer en el título (poca sorpresa os voy a traer) voy a enseñaros a hacer una sopa fría de tomate en unos... 
¿10 minutos? Sí. ¡Más o menos! 

Lo primero:
INGREDIENTES para 1 persona: 
  • 3 tomates canarios, si están maduros mejor.
  • Aceite de oliva.
  • Sal. 
  • Pimienta.
  • Jengibre.











¡Y ya está! 



PREPARACIÓN: 
Hay que pelar los tomates y sacarles las pepitas. 
¡Qué horror! 

Bueno, pues no os preocupéis por eso porque también os traigo un truco que os va a encantar, porque vamos a pelar los tomates en un momento (si me seguís en Instagram ya lo veríais el otro día en Stories).
Para pelar los tomates en un momento necesitaremos una olla con agua hirviendo. 
Cuando el agua esté en su máximo hervor añadiremos los tomates con la piel, enteros, y los dejamos unos 10 minutos con la misma potencia del fuego.
Cuando hayan pasado los 10 minutos aproximadamente, los sacamos de la olla con muchísimo cuidado y los ponemos en un plato para que se enfríen. 
Como podéis observar, algunos ya se han agrietado y eso quiere decir que están listos para pelar.
Con mucho cuidado eliminamos la piel de los tomates, veréis que sale sin ningún esfuerzo y ya los tenemos listos para seguir con el siguiente paso.

Después, los añadiremos a un bol o jarra donde soléis batir con la batidora de mano, partiéndolos por la mitad y quitando la parte de arriba más dura. 
Si podéis y os es cómodo, eliminad todas las pepitas que podáis, pero sin esforzaros al máximo porque no va a hacer falta. 

Donde vayamos a batir añadimos la pimienta que nos apetezca, sal a gusto, aceite de oliva (1 cucharada) y un poquito de jengibre, sin pasarnos y... ¡Batimos!

Bueno, yo he usado una batidora algo más pequeña...

Después de batir, COLAMOS todo lo que hemos batido porque habrá alguna pepita que otra, y así no tenemos que quitarlas todas antes.
Probamos, corregimos y ¡servimos!



¡Está delicioso!


Como nota siempre hay que seguir una dieta variada y equilibrada, así que esta es una forma de comer sano y rico en un momento. 

Para quienes estamos en proceso de pérdida de peso, no es recomendable más de una vez a la semana, así que comeremos muchas otras cosas más e igual o más ricas que esta (pronto os traeré más recetitas) y bueno, espero que si lo hacéis me lo digáis y que si os ha gustado cómo os lo cuento también me lo hagáis saber, por fa, porque así sé si debo seguir por este camino...
¡Sois super importantes!

Ah!
Por favor!
Si eres peque (u odias tu vida) y quieres hacer esta receta, ten cuidado con la batidora y llama a un adulto para que te ayude.
Nadie quiere que te hagas daño. 








¡Gracias por estar ahí! 

1 comentario:

  1. que rica, nunca me he animado a tomar una de tomate, la compre hecha y no me gustó, pero igual me animo con tu receta

    ResponderEliminar