martes, 10 de marzo de 2015

CIRUGÍAS PARA LA OBESIDAD

En el anterior post os comentaba mis TIPS que uso actualmente porque estoy empezando a aprender a comer, a hacer dieta, os dejo que lo llaméis como queráis; y además os dije que últimamente entre mi madre y yo había un tema de conversación único: 
REDUCCIÓN DE ESTÓMAGO/ BY PASS GÁSTRICO

El caso es que he decidido informarme (desde mi web de medicina favorita: Medlineplus) y leer un poquito más al respecto de las cirugías para la obesidad

Lo primero que deberíamos de saber es si padecemos de obesidad perjudicial para nuestra salud.
¿Me veo gord@ o estoy gord@?
Para nada es lo mismo vernos a nosotros mismos de una manera, que realmente estarlo. 
Para empezar, nosotros no somos objetivos; hay quién se ve genial, pero saludablemente le sobran 10kg, o quién cree que le sobran kilos, pero realmente está en su peso. 
Para ello es ideal calcular nuestro IMC (Índice de Masa Corporal), se calcula de esta manera: 
En cm la altura y en kg el peso.

Si nuestro IMC es entre 18,5 y 25: Estamos en el peso adecuado.
Pero si supera los 35, tenemos que empezar a plantearnos perder peso y para ello hablar con nuestro médico o acudir a un nutricionista.
Aquí os dejo una tabla para que os guiéis más o menos: 
Si le dais a la imagen podréis verla más grande.

Una vez sabemos que tenemos o no un problema de peso, entonces acudiremos a nuestro médico de cabecera/endocrino, quién valorará si realmente necesitamos cirugía para perder peso o si con una dieta baja en calorías sería suficiente. 
Lógicamente no se llega al médico, se le dice "estoy gordo, quiero operarme" y te mandan a cirugía. Tengo entendido que has de ser valorado por un equipo de psicólogos, psiquiatras y demás equipo médico porque si realmente logras entrar en la lista de espera para la reducción de estómago, vas a ver grandes y rápidos cambios en tu cuerpo y vas a tener que estar preparado para todo ello. 

Después de todo, me gustaría enseñaros los tipos de cirugía bariátrica que he conseguido encontrar y de qué trata, en EffectiveHealthCare:
Diferentes reducciones de estómago:

Frecuentemente en la Seguridad Social Española suelen practicar la derivación gástrica o bypass gástrico y la reducción de estómago o gastrectomía.

La derivación gástrica consiste en dividir el estómago para crear una bolsa mucho más pequeña y conectarla a la mitad del intestino delgado. 
¿Qué se consigue?
Que el alimento no pase por el resto del estómago ni por la parte inicial lo que hace, no ingiramos tanta comida ni absorbamos tantas calorías. 

La reducción de estómago o gastrectomía, como el mismo nombre indica es una reducción del propio estómago bien mediante puntos o bien eliminando parcialmente una parte del mismo estómago. 
¿Qué se consigue? 
Directamente ingerir menos cantidad de alimento porque el paciente se siente saciado al poco tiempo.

Informándome sobre casos reales, varios meses antes de la intervención, hay que estar alimentándose de batidos proteicos o bien bajo una dieta estricta para perder varios kilos antes de entrar en quirófano. 

Después de todo lo que os he contado, me gustaría compartir con vosotros varios testimonios de personas que son AMOR y que han decidido dedicarme unos minutos de su tiempo para contarme cómo ha sido su experiencia: 

Testimonio anónimo: 
Hombre, 51 años. Hace 6 años de su intervención.
Peso: 169kg. Actualmente: 70kg.
Decidió un día hablar con su médico de cabecera seriamente porque su peso además de ser elevado le condicionaba mucho en su día a día, le costaba hasta caminar. 
Además tuvo que ser valorado por la dietista, el psicólogo y el cirujano.
Antes de entrar en quirófano tuvo que estar 3 meses bebiendo batidos para lograr perder 40kg. La intervención duró, en su caso, aproximadamente 6 horas y fue una gastrectomía parcial (reducción de estómago), en la que le extirparon una parte de su estómago.
El postoperatorio transcurrió favorablemente, lo que sólo un día pasó en Cuidados Intensivos. Nada más subirlo a la planta comenta que empezó a caminar.
Después de la intervención comenzó a comer caldos, sopas... y poco a poco fue añadiendo alimentos a su dieta. 
Actualmente después de los casi 100kg perdidos nos comenta que no necesita cirugía plástica para la piel, puesto que se dedicó a hacer ejercicio como caminar o bicicleta y que aunque se le note, no quiere volver a pasar por quirófano.

Testimonio anónimo: 
Mujer, 27 años. Hace 2 años de su intervención.
Peso: 177kg. Actualmente: 79kg
Tomó la decisión en Junio de 2009, pasó por protocolo de psicólogos, endocrino, pruebas y cirujano. 
La única solución fue un by pass gástrico.
La intervinieron con 150kg ya que tuvo que hacer una dieta preoperatoria para minimizar los riesgos a base de 3 batidos proteicos al día. 
Tras la entrada a quirófano estuvo un mes tomando alimento líquido, el siguiente a base de triturados y poco a poco empezó a comer sólidos. 
Debido a la parte del intestino que le falta me cuenta que no puede tomar dulces ni alimentos con alto contenido en grasa y/o pesados, ya que no los digiere correctamente y acaba sufriendo las consecuencias. Poco a poco ha de ir probando qué alimentos le sientan mejor que otros. 
Actualmente está a la espera de cirugía plástica reparadora para las piel del abdomen, muy feliz y muy segura de que, si fuera necesario, volvería a operarse. 
Hoy por hoy usa una talla 44 y está muy muy cerca de su normopeso. 


De verdad, me faltan palabras para daros las GRACIAS a aquellos que me habéis mandado los testimonios.
Tengo apartado el testimonio de Mireya Mesa (@gaditanatropic), operada el pasado 2 de Febrero, en el correo me pone el bello de punta, con todo tipo de detalles. Pero a ella le quiero hacer algo especial que compartiré con vosotros en cuanto pueda, os va a gustar, seguro.
Además, pronto colgaré un video especial que está preparando mi querida @noe19rammstein, en el que podréis verla y ella misma os contará su experiencia. 

Me gustaría aclarar que esta entrada no es para animar a operarse, ni para crear conciencia y demás. Simplemente es informativo. 
Yo misma no pienso en operarme, simplemente porque creo que mi obesidad tiene solución comiendo sanamente y en ello estoy. 
Espero respeto ante estos testimonios y ante la decisión de cada uno. 

Gracias por leerme, de corazón. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario