jueves, 5 de marzo de 2015

APRENDIENDO A COMER Tips

¡Hola preciosidades!

Hoy quería compartir con vosotr@s algunos tips de lo que llevo haciendo desde hace más o menos unos 9 días.
¡DIETA!
Bueno, la verdad es que yo no lo considero como tal, pero al fin y al cabo LO ES.

El caso es que desde el verano a esta parte, pasando por Navidades y demás, me he cogido unos kilos de más. 
Siempre he sido una chica grande y gordita, pero de un tiempo a esta parte, digamos que he empezado a relajarme con el tema "comida" y estaba empezando ya a afectar más de lo que creía. 
Siempre he estado a dieta: Naturhouse, Enfermera de la Seg. Social, etc... y siempre he llegado a perder peso, pero lo dejo. 

Con Naturhouse lo que me pasó es que llegó un momento que era más lo que invertía en medicamentos que en comida sana, así que al final decidí dejarlo. 
A la Seg. Social me aburría ir, iba cuando podía, a veces una vez al mes, pero no me convencía, me mandaban la típica dieta de 1500kal todo pesado, medido y demás, al final no hacía nada. 

Pero esta vez siento que es diferente. 

Hace un par de años que dejé de fumar (fumaba 1 paquete diario), fue algo repentino, empecé a toser una noche, estaba fumándome mi último cigarro y dije: "no compro más", y así fue: ni compré ni fumé.

Así que como tal me comprometí en serio con mi madre (ya empezaba a ponerse pesada con que me intervinieran para reducirme el estómago, os comentaré mi opinión sobre ello en otro post) este mismo mes a comenzar una dieta con una nutricionista que empezó hace poco (harta de ser comercial y no nutricionista en otro lugar) en la Herboristería de La Plaza, al ladito de mi casa. 

Bueno, ¿por qué os cuento lo del tabaco? Porque creo que si he podido vencer a un vicio que creo que es de los que más crean ansiedad del mundo, puedo conseguir vencer mi ansiedad (mi principal problema) por la comida, que creo que es tan fácil como NO TENER LA TENTACIÓN EN CASA.
Hablando de tentaciones, lo que más me ha costado ha sido eso; los dulces, las papas, los fritos, McDonalds... yo estoy algunos días en casa de mis padres (hasta que me mude con mi chico) y aquí vive mi hermana de 5 años. Lógicamente aquí hay DE TODO: desde galletas de dinosaurios hasta natillas, helados en verano, etc... 
Pero actualmente no me preocupa, intento no mirarlo, que no me consiga ganar y sobre todo me cargo de mucha fuerza de voluntad; porque cuando dejé de fumar, en mi casa, mi padre seguía y sigue fumando, y no me dieron ni me dan ganas de coger un pitillo y echármelo a la boca. 
Lo dicho, uno de los primero pasos para poder conseguir vencer a esa ansiedad por comer, por abrir la nevera, por comernos ese bollito tan dulce es NO TENERLO. 
Cuando me voy a casa con mi chico, allí hemos optado por no comprar nada de ello, así no tendremos la tentación detrás de la puerta del armario de la cocina. 

También para poder vencer esa ansiedad, lo que necesitamos es no tener esa sensación de hambre.
Para ello es necesario seguir las instrucciones de nuestro nutricionista y hacerle caso cuando nos dice que hagamos las 5 comidas diarias. 
Además de saciarnos y no hacernos llegar con tantas ganas de comer a la siguiente comida, ¡nos ayuda a adelgazar! 
¿Cómo?
Acelerando nuestro metabolismo, haciendo trabajar a nuestros órganos por habernos comido una simple manzana que tiene apenas 60 calorías. 

Lo siguiente que ya sabemos y que pocas veces consigo es beber al menos 2 litros de agua al día.
Mi primer truco para beber esos dos litros de agua al día es: 
Llevar siempre una botellita pequeña de agua en el bolso. 
Así siempre que lo abra la veré y beberé.
Mi segundo truco, si no puedes vivir sin el móvil (benditos móviles) y te gustan las aplicaciones, hay una que se llama Asistente de Dieta en la que podemos poner alarmas para que nos recuerde que debemos beber agua. ¡Es súperpráctico porque tiene muchas más funciones!
¿Por qué tengo que beber agua con la pereza que me da?
Como dice este estudio ciéntifico que nos trae ElConfindencial:
"El simple hecho de beber agua podría aumentar el gasto energético de nuestro cuerpo"
Al beber agua mientras estamos en fase de pérdida de peso nos ayuda a eliminar con ella lípidos (grasas) y además nos ayuda con nuestro ciclo renal.

¡Seguimos!

Hay que comer pescado blanco y carne magra
Ya sabéis: lenguado, atún, merluza, pavo, pollo, conejo...
¡Variedad!
¿Qué hago yo? 
Bueno, pues primero compro la carne/pescado y la congelo o directamente la compro congelada para que me dure mucho más y es más económica. 
Además, lo que intentamos en casa es que: si por el mediodía ha tocado carne, por la noche OBLIGATORIAMENTE toca pescado. 
Así es una manera de conseguir que todos o casi todos los días comamos pescado.
Digo casi todos porque hay noches que toca ensalada de fruta, así que no todos los días comemos pescado/carne.

¿Y las frutas y verduras?
Ellas son la base de toda la dieta. 
Verduras que acompañan a la carne/pescado y fruta que me tomo a diario para almorzar, entre el desayuno y la comida del mediodía. 
Además de las ensaladas de verduras y las ensaladas de frutas que me hago unas dos veces por semana variando con la carne y pescado.

Actualmente mi nutricionista me ha mandado un menú para estas dos semanas que estoy comenzando y la verdad es que me solucionan mucho, así no tengo que pensar qué como, qué cocino, etc...
Aunque a veces combino los platos de los días (pero siempre variando carne y pescado noche y día), más que nada porque a veces no tengo en la nevera lo que me toca y no puedo ir a comprarlo, o como en casa de mis suegros, etc... pero siempre intento ceñirme a lo que me marca y si he de variarlo porque no puedo cocinar yo, pues intento comer en menor cantidad, pero saciándome. 

Pues nada amores míos, por ahora esto es todo lo que estoy haciendo, realmente es dieta, pero yo creo que estoy aprendiendo a comer bien para que en un futuro no consiga, de nuevo, ese maldito efecto rebote.

Y bueno, creo que esto es todo... por ahora. 

Como os he dicho al principio, me gustaría poder hablar de mi opinión (informándome bien) sobre la reducción de estómago que tanto estoy viendo hoy en día por la Seguridad Social y diferentes intervenciones para lograr perder el peso deseado, sobretodo porque últimamente es tema de conversación en mis cafés con mi madre (aunque con esto de la dieta he conseguido no hablar tanto) y quiero informarme bien y poder contaros qué le digo y qué pienso sobre este tema.

¡Sed felices y criticadme mucho por aquí!






No hay comentarios:

Publicar un comentario